El 26% de las empresas en el mundo utilizan biometría para combatir el fraude

El informe Anti-Fraud Technology Benchmarking Report también evidenció que un 16 % de las empresas prevé que incorporará el uso de datos biométricos en un plazo menor a dos años y más de la mitad de las organizaciones tiene proyecciones de aumentar sus presupuestos de tecnología antifraude.

“Phishing”, “Pharming”, “Spoofing”. Estos son sólo algunos de los términos que existen hoy en día para referirse al creciente número de fraudes electrónicos que afectan a las organizaciones y que cada año hacen perder a las industrias miles de millones de dólares.

Este escenario ha hecho que cada vez más empresas busquen formas de utilizar la tecnología a su favor y aumentar la seguridad ante este tipo de amenazas.

Una encuesta desarrollada por la Asociación de Examinadores de Fraude Certificados (ACFE) en colaboración con SAS, compañía líder en Business Analytics e Inteligencia Artificial, reveló que un creciente número de compañías han incorporado biometría y analítica avanzada en sus estrategias de ciberseguridad.

El informe Anti-Fraud Technology Benchmarking Report evidenció que una de cada cuatro organizaciones incorpora herramientas biométricas, como lectores de huella digital o reconocimiento facial, para aumentar la seguridad y evitar las estafas.

Adicionalmente, un 16 % de las empresas prevé que incorporará el uso de datos biométricos para aumentar la seguridad en un plazo de uno o dos años y más de la mitad de las organizaciones tiene proyecciones de aumentar sus presupuestos de tecnología antifraude.

“Dado que los delincuentes se apoyan en las nuevas tecnologías para cometer nuevos tipos de delitos, los profesionales que luchan contra el fraude deben adoptar también nuevas tecnologías, pero más avanzadas que ellos para detenerlos”, señaló Bruce Dorris, Presidente y CEO de ACFE.

¿Cómo puede la biometría aumentar la seguridad de una empresa?

La identificación biométrica se basa en el reconocimiento de características físicas y únicas de cada persona. Algunos de los ejemplo más conocidos de esta tecnología son el análisis huella dactilar y el reconocimiento facial, pero además existen herramientas que utilizan lectura de iris, análisis de la palma de la mano y reconocimiento de voz.

En el mundo empresarial, confirmar la identidad de las personas es una herramienta clave para disminuir el riesgo de fraudes o suplantación. La biometría permite hacerlo de forma altamente confiable y hoy en día es aplicada en procesos como el control de accesos, control de horario, cumplimiento de la gestión de horas extras y tramitaciones importantes, como la firma de contratos y los pagos electrónicos.

E-certchile, filial de la Cámara de Comercio de Santiago, es una de las empresas en Chile que ofrece servicios de biometría para la firma certificada de documentos a través de la lectura de huella dactilar.

Danny Vargas, Sales Manager Senior de e-certchile, explicó que el servicio permite, en tiempo real establecer la relación entre voluntad de la firma, la identidad del firmante y el documento firmado, evitando fraudes por suplantación de identidad. 

“Utilizamos dispositivos biométricos que leen información que viene contenida en la cédula de identidad, que a su vez, es la misma información que maneja el Registro Civil, lo que lo hace un proceso mucho más efectivo, confiable y seguro”, señaló Vargas.

El ejecutivo añadió que esta tecnología comenzó implementándose en la industria del retail pero que con el tiempo cada vez más empresas se han interesado por incorporarla. Hoy el servicio llega a distintos segmentos, entre los que se encuentran compañías de seguro, instituciones educacionales, agroindustrias y la banca.

 

Déjanos tu comentario

*Campos obligatorios

SUBIR